Celular:+56-976487445

"Poniendo en valor la Antofagastinidad,
que es el sentimiento de amor profundo por Antofagasta"

 

Volver al Inicio

 

Volver al Inicio

 

Linternas de Papel

Linternas de Andrés Sabella OSMAN CORTÉS ARGANDOÑA

JOSÉ ALDUNATE Y LOS DD. HH.

(02-07-2016)

 

El gobierno de Chile entregó, un lunes de junio, la distinción máxima, el Premio Nacional de Derechos Humanos, al sacerdote jesuita José Aldunate Lyon, a los 99 años de edad. Las nuevas generaciones de la Universidad de Norte deben saber que el cura Aldunate fue Gran Canciller de la casa de estudios en la década del sesenta.


En nuestra sociedad del neoliberalismo se observa un síndrome de molestia cada vez que se habla de derechos humanos como si el tema estuviera zanjado.


Las nuevas generaciones deben saber que José Aldunate, antes de la reforma universitaria de 1968, que abrió las puertas de las universidades chilenas y de Europa, (el cura distinguido) ya había escrito en la Revista Norte de la universidad que era conveniente que se realizaran elecciones democráticas al interior de la institución para elegir al rector.


A fines de la década de los sesenta, el rector del organismo universitario de Avenida Angamos era el sacerdote jesuita Carlos Aldunate Lyon. Su hermano.


El tiempo de elecciones, donde votaron todos los integrantes de la comunidad, llegó el año 1969, resultando electo Miguel Campo Rodríguez, quien estuvo en el cargo hasta el golpe militar. Le correspondió recibir en pleno al presidente Allende en julio de 1971, en tránsito al mineral de Chuquicamata, donde el primer mandatario instauraría la Nacionalización del Cobre, el 11 de julio de 1971.


En dictadura, José Aldunate fue un defensor de los derechos humanos que estaban siendo vulnerados a destajo en Chile, viendo con dramatismo cómo integrantes de la comunidad universitaria de la Norte, académicos, administrativos, de servicios y alumnos eran exonerados, encarcelados, torturados, relegados y asesinados.


En Copiapó, año 1997, fuimos conductores con Aldunate de una Jornada de la Verdad sobre los crímenes de la Caravana de la Muerte.


Bueno es recordar la labor de José Aldunate para aquellos que no lo saben, y para esos otros que la han borrado de sus memorias “porque eso ya pasó hace muchos años… la gente quiere olvidar”.

 

 

Volver al Inicio

 

Volver al Inicio